Friday, November 18, 2005

Viernes, 11 de Noviembre. Dream On

Llamo a las 8 am a Paola. -Ya pensaste en qué nombre le vas a poner al corto? Ella responde que aún no, que tal vez algo relacionado con el rojo. Le digo que estaba pensando en algo relacionado con la exacerbación del deseo, la carne y el espirítu como unidad indistinguible. Aventuramos nombres por un rato hasta que me doy cuenta que la estoy llamando a un celular y que no puedo abusar de mi bolsillo. Le doy el teléfono de mi casa y le digo que si algún nombre se le ocurre me llame. Gasto toda la mañana haciendo el script y luego me distraigo en una conversación por MSN que me hace retrasar. Salgo corriendo hasta trans/infierno. Allí veo como la gente transita por secretos paraísos de lujuria y deseo privados en sus conciencias. El transmilenio ha sido gentil en ir a prisa pero no puedo dejar de morderme los labios al ver que ya me ha dado la Una de la tarde. Salgo corriendo del trans/infierno por toda la calle 26, la calle a la cual alguna vez haya llenado de tramas de significado y emoción. Me detengo por el Opera Plaza y trato de llamar a Paola. El negro rasta de los minutos dice que tengo que esperar. Esperar era la palabra que menos deseaba oir en ese momento. Se me sale el diablo por dentro y empiezo a gritarle en la cara: FUCK FUCK FUCK FUCK FUCK FUCK FUCK FUCK FUCK FUCK FUCK FUCK FUCK FUCK FUCK FUCK. El negro me mira pícaro y más me enfurece. Un pequeño Fuck antes de irme y encuentro a otro vendedor que tiene minutos disponibles. Llamo a Paola: ya voy para allá, estoy en un trancón. Tomo un taxi, el señor tiene bigote, el sol está que arde, el sudor hace su molesta aparición en mi frente. En la portería me encuentro a Danny quien se sonrie al verme tan apresurado. Al entrar puedo ver la cara de estrés de todos, incluyendo Emile. Llego y todos exclaman: por fín. Fue una semana en que hice hasta lo imposible por confundirlos acerca de mi naturaleza: un cabrón o un bacán? La edición fue muy productiva gracias al script que había hecho en la mañana y todo transcurrió sin mayor problema. Finalmente me pareció bueno el título del corto que pensó Paola y quedó: R-Ojo. Antes de salir de la sala de edición J me acaparó. No encontré el cd que Eme me había dicho que le entregara. Otra vez el gesto de no saber qué era yo: si un cabrón o un bacán. Salimos hacía las escaleras, allí estaba Libby. Hablamos un raro y la conversación giró odiosamente hacia el tema de las drogas nuevamente. En ese momento subía un muchacho hippie metalero apasionado del tema y empezó a regar su discurso aficionado a las drogas alucinógenas. Me harté de esa conversación, de esa pose y le dije a Jay que me acompañara al baño. Al subir vi que Leo se había percatado de la situación y me miraba con celos, como si en realidad yo le fuera a arrebatar a su J. Cuando volvimos pude observar que el tema entre Libby y el hippie metalero seguía igual de entusiasmado. Me aburrí y me alejé. En ese momento subía Paola y nos convido a Quizz a Jay y a mí. Jay le dijo que tenía clase, yo le dije que no podía. Hizo cara como de realmente querer a Quizz conmigo. Insistí en que realmente no podía ir. Entré a MSN un rato. Me encontré con claude_elen y le pregunté qué hacía. Me dijo que nada, le pregunté en qué universidad era que estudiabla y le repliqué que cómo era posible que estudiando tan cerca jamás nos hubieramos encontrado. Quedamos para la próxima semana. Tomé un bus en el cual los pasajes vibraban impacientemente. Se sube una pareja de jovenes a vender algo que no sé debido a mis auriculares. No son hippies, están a mitad de camino. La chica se detiene en mí varias veces, como si me reconociera de algún pasado remoto. La realidad no creo haberla visto antes. En la calle 53 espero a Lain. Trato de pasar el sol apestoso debajo de una droguería de mala facha. A lo lejos puedo reconocer a un chico del seminario de cine de bajo presupuesto. Va con un hombre maduro. Él también me reconoce, se aparta del hombre maduro y me saluda. Me parece extrañísimo, porque si el hombre maduro se tratara de su padre, seguramente se preguntaría qué hacía su hijo hablando con un ser tan despreciable como yo. Me confiesa que ha estado pensando en mí y me siento algo halagado. Intercambiamos teléfonos y me entero que también se llama Luis. Al llegar Lain casi no la reconozco. Estaba hablando con alguien por celular animadamente, se reía con fuerza y realmente irradiaba una muy buena energia. Lamenté estar tan bajo de nota como para seguirle su felicidad. Entramos a una tienda puerca, ella pide un paquete de papas y una malta, yo pido una coca-cola. Ella escucha algo de música de mi ipod. Salimos en busca de una tienda de rockola que ella conoce. Tardamos un rato en encontrarla. Al llegar sentí mucha acquiesencia con el lugar y sus moradores: grupos de ancianos medio maricas, ebrios y trasnochados. Lain es feliz programando canciones de una nostalgia insondable. Primero una tanda de boleros, luego Javier Solís y finalmente remata con Buenavista Social Club. La gente del lugar parece cómoda y satisfecha con la música de Lain. Me convida a pedir alguna canción pero prefiero reconocer mi incompetencia como dj para el lugar. En un momento siento la fría mirada de alguien. Se trataba de un viejo profesor mediocre, en realidad, el primero con el que tuve clase en la nueva Universidad. Lo miré y lamenté encontrarlo en ese sitio. Le comenté la historia del demonio a Lain: de cómo el día en que murió el profesor parecía tan frío y cínico al decirnos: sí, el demonio se murió, cagada. Ninguno de nosotros lo podía creer, estabamos enceguecidos por el brillo de su ausencia definitiva, todos como en shock y el profesor siguió la clase como si en nada importara que el demonio ya no estuviera con nosotros. Antes de salir pasé por su lado, me esquivó la mirada. Llegamos a casa.... fin de radio/live transmission.

3 comments:

Anne said...

Luis debes estar en quiebra por pagar tanto taxi...
Nos vemos
http://spaces.msn.com/members/knowthechill/

Otro maldito día de frustraciones de loco said...

--
Hola, cómo vas, oigo Old Age, de Nirvana (como raro).
¿Dream On de Aerosmith? SI es esa del putas esa canción, me encanta.
Deberías darme tu msn a ver si algún día nos encontramos y conversamos un rato.
Interesante esa dualidad de Cabrón-Bacán...
Otro día ajetreado ¿no?

Addiction Kerberos said...

Anne, como dicen por ahí, el tiempo es oro... es cierto, estoy en la ruina. No tanto por tomar taxis sino por abusar del tiempo del ocio. What the fuck, todavía puedo decir que dispongo de mi tiempo, que todavia vivo por vivir y no trabajo para vivir. Ya próximo veo la hora en que mi desordén se vea coartado, pero mientrás tanto.. seguir pagando taxis.

LauranirVana: Dream On por la canción de Depeche Mode, amo Depeche Mode. A aerosmith le perdí el gusto en la adolescencia.

Chacal: Realmente el corto quedó una groseria. Quedó como video-clip por hacerlo a las carreras y para salir de ese trabajo de clase. En realidad, nada imprescindible que requiera ser mostrado.

Un saludo a todos.
Herr Luis.