Friday, April 04, 2008

vibraciones

Un soplo diminuto. Estertórea es la palabra. Una crisis que tiene que ver con el modo en que respiro y miro las cosas. Un cielo sobre el hielo que cruza las mareas de la condenación en que las palabras de Paulo se enfrentan sin encontrarse por un mismo nivel de consecuencia. Produce la sensación de estar diciendo algo y definitivamente no se ha dicho nada. Mi obra consiste en ciencia ficción para jóvenes y adultos. Por qué me refugié en la ciencia ficción si tenía la necesidad de no decir nada? La soledad es inmensa y es un sólo espacio. Yo regresaba del Irish Pub y era de noche. Los árboles se mecían con la brisa. Los juegos sin niños creaban una atmósfera abandonada. Por qué la noche me envuelve en su pánico? Y a veces son noches que parece que brillaran bajo su textura. Textura noche como el humo que brota de las bocas de las prostitutas. Estoy envenenado y sin embargo siento consuelo en mis historias fantásticas. Muchas veces soy el monstruo. Mi héroe vive en una sociedad controlada por ordenadores de otra galaxía que regulan el flujo del tiempo para reducir el nuestro y así ellos ganar un poco más de vida. No es una historia nueva y está inspirada en alguna teoría que alguna vez citó o descubrió William Burroughs, no sé. Sólo siento la penumbra que me devora. Yo cuando no escribo estoy hecho un mar de lágrimas, eso sí es cierto y eso sí sé. Estaba muerto cuando se despertó. Mis dedos son enanos maricas en el puerto 60 y me gustaría cuando viejo poder vivir en Dunedin, Florida. Es un pueblo hermoso, con pantanos encantadores, un horizonte que duerme en el golfo de México, una librería elegante y de todas maneras no es tan turístico ni ruidoso como Clearwater. Dunedin se volvió famoso por el incidente de aquella profesora desgraciada que durmió con su alumno y fue condenada a la cárcel por abuso de menores. Cada excursión que hago al pueblo me llena de historias y me inspira puntos de giro inesperados para mi héroe. Así fue que la vez que un grupo de soviéticos ebrios y estúpidos le tiraron el carro a un joven trabajador mexicano me sentí con fuerzas de escribir El Amigo del espacio. Estaba en la playa dibujando señas en la arena y pasaron dos hermosas menores de veintiún años. Me preguntaron anciano, qué dibujas. Ellas me cogieron de la mano y me llevaron a un castillo. En el castillo había un joven desnudo con una capa en su espalda. Yo salí corriendo del lugar y me encontré tomando cerveza solo en la playa, llorando y tenía 22 años y me llamaba Luis y comprendí que yo era aquel Amigo del espacio. Matar todo lo que vive vibra y si vibra es porque se está reduciendo a la agonía de las arenas del mar. Una obra reconocida mía era sobre un dinosaurio de otra galaxia que había descubierto la célula. La célula era un organismo inteligente que le hablaba durante los sueños y le pronosticaba la inminente catástrofe de un meteorito en colisión con su planeta. El meteorito impactaría en una zona insignificante pero su golpe sería tan exagerado y poderoso que generaría un efecto colateral de antípoda. El nefasto creado por el choque del colosal meteorito sumado con su réplica en la parte contraria del planeta los reduciría a cenizas. La célula aconsejó a nuestro héroe Dino a desarrollar la ciencia y el conocimiento para escapar del destino trágico del planeta. El dinosaurio puso todo su empeño en desarrollar todo el conocimiento técnico para alcanzar el elevado fin de salvar su especie, pero los años le cayeron encima y fue más poderoso el tiempo que su dedicación, así que dividió un poco de su escaso tiempo de dinosaurio extraterrestre en transmitir este conocimiento olvidando la necesidad que generaba su ahínco. Los dinosaurios se volvieron cada vez más perezosos y necios respecto el urgente conocimiento que se les exigía. 100 años luego la célula reencarnada volvió al mismo planeta con el mismo mensaje pero llegó bajo la piel de un dinosaurio drogadicto y dj de una disco de minimalsaurios. La célula se creyó perdida y amenazada por el consumo exagerado de paleococa de su nueva residencia. Así que en un viaje de dinosaurio la célula le contó preocupada al Dj Din que era necesario que aprovechara su profesión de programador de músico en un sentido más profundo como psicólogo de masas e invitara a la reflexión para el desarrollo de las ciencias y el conocimiento espacial pues de lo contrario su especie se vería extinguida por el golpe del meteoro. El Dj Din entonces cambió su tipo de música y empezó a trabajar con los mensajes subliminales encontrando una fuente de riqueza y calidad en su trabajo además de ejercer un papel primordial en el futuro de su especie. Y este era el fin de la extensa novela que pasaba revista en profundidad a la época de los dinosaurios y las probables teorías de su extinción en el mundo. Los dinosaurios no se extinguieron en absoluto sino que lograron el conocimiento para escapar del planeta. La palabra. Si la palabra es la enfermedad. Si la palabra es la doble naturaleza. Pero aunque debería no en la palabra que no se expresa. Mira, allí, una montaña. En esta llanura todavía una montaña. El final de las montañas o el origen de todas las presencias. Y allí, al final de la larga peregrinación, la esperanza que proviene de la palabra. Se acaban las historias que arrebatan por un tiempo para darle de nuevo al dolor que no tolera respuesta. Impregnar las historias de una alegría que se carece. Finales felices que anestesien el vacío. Hago ciencia ficción con mensajes de esperanza para paliar la carencia de esperanza. Mis dedos maricas desesperan de un nuevo inicio. Vendo mis historias pero no vivo de ellas. Las revistas a las que escribo son de carácter amateur y se preocupan tanto por el dinero como los monarcas. Soy adicto a los audífonos y no tolero pasar una hora de viaje en un servicio píblico sin tener a Mahler en mi interior. Las historias de Paulo están contadas en tercera persona porque el autor considera que es la mejor manera de expresar la condición del escritor. Los silencios y los giros, lo absurdo de la situación no es un absurdo de la historia. Crear macroestructuras es una fascinación para alguien que le tiene vértigo al cielo pero aún así lo pone de manifiesto en los silencios que restan. La soledad es imponderable. El cansancio abrumador como el frío de la mañana. Debería disparar al silencio para hundir mi cara entre las manos y poder imaginar lo que se siente vivir dentro de mí. Cuando niño me preguntaba por qué mi mundo parecía estar al revés del de las personas. La lluvia me llenaba el corazón de alegría porque si el mundo estaba triste yo debería responder con felicidad a sus tinieblas. Si el sol brillaba debería entristecer porque en ese preciso momento alguien moría sin que el universo se estremeciera por ello. Reir se hizo cada vez más arduo. Ya no encontraba felicidad ni en los días de lluvia sino que con dulzura me invitaban a la melancolía y aprendí que podía ser feliz en mi tristeza. Se puede ser feliz pero se puede vivir en uno? Y cómo es que la felicidad llega cuando uno no quiere levantarse del cuarto? Cervezas tiradas esparcidas por toda la lúgubre habitación roja, afuera el sol brilla. La autoridad moral desangra cuando se torna en el desfallecer del coma. La sentencia y el punto.

5 comments:

Addiction Kerberos said...

casi 10 horas en el computador luis y no surge nada, nada en absoluto. la historia no es mala ni la pretensión de no hacer historia, eso no es lo malo. sencillamente que todo se reduce a un chiste malo contado mil veces. a veces es como si se pecara por querer agradar al lector. la verdad ese no es el luis que yo conozco. de hecho no conozco al luis agradable sino en los escritos y uno no debe escribir para agradar ni dar risitas. el luis que yo conozco es el que comenta en las cajitas y hace emputar a la gente, a los grandes blogeros, entre ellos al tal adicto "egomaniac" kerberos. o sea que el luis que yo conozco se reduce al luis de la crítica que es incapaz de hacer arte y sólo mira por encima del hombro a todos creyéndose la verga pero ignorando lo mediocre que en realidad es, o conociéndolo pero haciéndose el marica.. este texto me dejó muy irritado y cansado luis, apesta, aburre, debería terminar su puto blog ya que tanto jode y dejarle las risitas y los comentarios frescos al juglar del zipa, idiota, vos sos tonto o qué? no sabs escribir ni hacer un culo, me das pena sos patético hombre, un gilipollas es lo que sos, un ESCRITOR claro, puro escritor que no escribe, el escritor de cóctel, yo sé, ahora que no tienes trabajo y todo el mundo te escupe te la tiras de muy humilde, del escritor de cantina.. pero ay yo sé, yo conozco todos los hijueputas como ud, luis, un libro publicado y pa`la verga su pose under.. pero a estas alturas, quién putas le va a publicar con la sarta de mierdas que escribe? oh sí, claro, yo sé, claro, va a conseguir editor rapidísimo porque esta entrada fue lo más de clara y coqueta y loquita. Malparido. Lo peor es que pone su texto de mierda y debajo, oiga, DEBAJO, una gran canción de beth gibbons, eso sí es tristeza hijueputa pero claro, su texto es superior, está ARRIBA, más allá del bien y del mal porque te la tiras de malo gran guevón. Por qué no puso funny time of year que también es otra cancionasa. Bueno, sabe qué, mejor que no se la cague en su blogcito de mierda que me sabe mucho a cacho. Me parece una boleta de blog, entiende.

malparido por qué me hizo perder 10 horas escribiendo? no sé da cuenta que estoy envejeciendo y muriendo y cree que es muy chistoso gastar todo el tiempo del mundo en estas entradas tan ridículas?
no te gustó el comment? ay borreme o peor contésteme así como le encanta la DISCUSIÓN con sus RIVALES que en el fondo no son sino como ud, perdedor de mierda.

Addiction Kerberos said...

Perdóneme este error tan grave de contestarle, mi acusador.

Las 10 horas al frente del computador no me duelen, Luis. Es cierto que no es un gran texto y que tantas horas al frente de una pantalla demandarían una gran calidad. A pesar de que es cierto y que como me reclama pasé la mayor parte del día pegado al escrito no me parece justo analizarlo sólo desde la perspectiva del tiempo y si así fuera, es conciente luis que no fueron 10 horas enteras? qué me dice de la calidad del tiempo? excusas, excusas, pensará, excusas para justificar la mediocridad. Y tal vez sea también eso cierto, Luis. Entonces no tengo excusas de haber pasado 10 horas escribiendo como un demente una soberana estupidez. No quiero acusar, como ud, me parece odioso pero le pregunto, Luis y ud hubiera preferido que hubiera usado ese tiempo en una tienda tomando o en un bus yendo de aquí para allá, o haciendo una fila para un concierto de rock? Seguro que puede responderme que sí, es perfectamente posible, ud juega al papel de mi acusador.

Sobre la opinión tan descarnada que da a mi escrito, no considero que usted tenga ninguna autoridad para juzgarlo o calificarlo de bueno o malo. Primero que todo usted no es un crítico literario y dudo mucho de que cumpla las condiciones idóneas para serlo. Segundo, además de llamarme idiota, juglar del zipa, perdedor de mierda, ESCRITOR, no encuentro un argumento realmente elaborado que me haga caer en cuenta del defecto de mi escrito. Seguro que no lo defiendo, pero tampoco lo ataco porque es algo que se escapa a mi condición de autor. Que trato de agradar a mi improbable lector, y pues hasta ahora sólo ha comentado ud que no cuenta como lector porque soy yo, y que hago sonar lo que escribo como un mal chiste contado mil veces. Encuentro estos comentarios muy en el orden de las apreciaciones y la apreciación es algo más propio del receptor que del trabajo en sí, en que el conocimiento previo y las valoraciones particulares del sujeto son bastante importantes a la hora de tener en cuenta sus apreciaciones.

Sobre haber puesto la excelente canción de Beth Gibbons abajo de mi texto, sí, se puede ver como algo pedante, mi intención no era afirmar que mi texto era superior, la canción debe estar abajo. La puse abajo del texto porque no quería regalársela al primero que pasara por el blog y la encontrara de una. Por lo menos el que hace el trabajo de bajar un poco más por el blog la encuentra y si le interesa la pone, si no pues nada. Pero veo que se puede llegar a entender la ubicación de uno respecto al otro como un signo y en ese sentido sólo quiero aclarar que no fue mi idea y pedir disculpas si se tiene el malentendido.

Que en el fondo mis RIVALES... sé a quién se refiere luis, además ud está tan loco que ve rivales por todos lados, su mundo se reduce a la rivalidad y las acusaciones porque ud es un acusador. Mis rivales en el fondo no son sino como yo, es decir como ud, -y en el último caso hasta le encuentro sentido.

Voy a cometer otro crimen que buen crítico de blogs no perdona así como mucho bloguero aborrece. Voy a citar. Puede llamarme pretencioso, snob, ridículo. Incluso puede hacer como su supuesto RIVAL es decir, ud se igualaría a él, y decirme: cite cite cite.

La cita es precisamente sobre eso, sobre el discernimiento de los espíritus:

"A medida que se tiene más espíritu se ve que hay más hombres originales. Las gentes comunes no encuentran diferencia entre los hombres"
Pascal.

Un saludo
Herr Luis.

Tadeshina said...

Luis: ya no te rebajes a tan poca cosa, él no merece párrafos de tu divina inspiración. El texto es fabuloso, déjate de maricadas.
Por otro lado, Lamento todo lo de esta tarde, en realidad lamento todo lo que ha pasado, en qué momento alguien que uno amó tanto se llega a ver como un rival?...

En fin, fuera de eso, fuera de todo quiero rescatar tu texto, y escribes muy bien , joder. Tal vez eso es por lo que más me duele estar lejos de ti, porque perdí a un gran amigo que a la vez es un gran escritor.

Cuando leo esto, te veo feliz y sonriente en una playa de La Florida, con el corazón lleno de expectativas, lleno de vida...No dejes de escribir, no dejes que la lectora #1 de Luis desfallezca también...

Te hablo sin sentimentalismos -o bueno, tal vez un poco-pero sobre todo en exclusiva calidad de lectora, quiero seguir leyéndote.

Carolina Alonso said...

Hola lector de las puntadas... Yo casi nunca contesto los comentarios aunque sí entro en los blogs de quien me escribe y lo leo... Gracias por tus comentarios de siempre y por regalarme tus reflexiones sobre mis reflexiones... Me encantan las imágenes que enmarcan tus palabras; también me gusta como escribes aunque a veces me pierdo un poco en tus laberintos de palabras; quizás ese es el sentido, no sé. Bueno, sólo quería decirte "gracias" y quería que supieras que también te leo aunque no te lo "comente". Un abrazo de tejedora.

Tadeshina said...

Marika, por favor borre el anterior comentario, ahora que le leo sin apasionamientos es un comentario cursi y poco objetivo...qué boleta